18 julio 2014

La Tribuna, del reinado de la panela al reinado de la montaña

Altimetría, texto y fotografías: Alexander Carreño
La peña Guardián vigila el paisaje del ascenso a La Tribuna
Es un largo puerto de Categoría Especial, en su mayoría en ascenso constante, que guarda mucha similitud con la subida al alto del Vino por La Vega. Su inicio se ubica en Villeta ("Pequeña Villa"), un municipio de Cundinamarca a 91 kilómetros de Bogotá, que por su clima es un destino turístico en la región, famoso por la producción de la panela y su reinado internacional. Villeta se encuentra en un pintoresco valle conformado por las cuencas del río Dulce y el Bituima, que se unen antes de llegar al casco urbano y forman el río Villeta. La geografía es quebrada y montañosa y se extienden al lado y lado del río hasta las cuchillas de la cordillera que encierran el valle. El paisaje es espectacular y se compone de vegetaciones típicas de los pisos térmicos templado y frío, entre palmas al inicio, pinos y eucaliptos al final. Estamos en uno de los corredores viales más transitados de nuestro país; especialmente de tráfico pesado proveniente de Medellín y la costa Caribe, que prefieren esta ruta a la del Alto del Vino, para llegar más rápido a la zona franca del oeste de Bogotá.

11 julio 2014

El pavé, parte importante de la Historia del Tour

Duelo de gladiadores: Boom, Nibali y Fuglsang en plena batalla épica
A propósito de las críticas a la disputa de la 5ª etapa del Tour de Francia por parte de los comentaristas de las retransmisiones ciclistas mostramos nuestra opinión respecto a la inclusión de tramos de pavé en el Tour.

El problema que tenemos con los periodistas de ciclismo en Colombia es la poca cultura ciclista de la mayoría de los espectadores, que escuchan a estos comentaristas como si fueran una especie de animadores, sin hacerles mayor caso en lo que dicen. Y es por culpa de estos mediocres comentaristas, que realmente hacen muy mal su trabajo, que no es posible cultivar una verdadera cultura ciclista en nuestro país.

Reconocemos que, aunque demasiadas veces no se enteren de nada y se inventen lo que ocurre en carrera y en la pantalla de TV, los comentaristas de ciclismo colombianos son de lo mejor poniéndole emoción a las carreras. No hay sino ver y escuchar de nuevo el video del último kilómetro y medio de la victoria de Nairo en Semnoz el año pasado. Difícil no emocionarse ante narración tan sentida.

10 julio 2014

Monguí, un pequeño Escorial suramericano

Altimetría, texto y fotografías: Alexander Carreño

La plaza y la bonita iglesia de Monguí
Monguí es un pequeño e histórico municipio ubicado al oriente de Boyacá, a unos 93 kilómetros de la capital Tunja. En varias ocasiones ha sido elegido como uno de los pueblos más lindos de Boyacá y Colombia. No en vano pertenece a la Red de Pueblos Patrimonio de nuestro país. Cuenta en sus alrededores con atractivos naturales como los páramos de Siscuensí y Ocetá (uno de los más espectaculares del mundo, con las fantasmagóricas formaciones rocosas conocidas como la Ciudad Perdida); y en su núcleo urbano atractivos arquitectónicos del siglo XVI como la iglesia principal, la capilla de San Antonio, el convento y el puente real de Calicanto, que han sido declarados como monumentos nacionales. También es reconocida su producción artesanal y de fabricación de balones de futbol. Se recuerda también al Indio Rómulo por su poesía costumbrista.
Para llegar a Monguí hay que tomar la vía principal que de Sogamoso conduce hacia los municipios de Corrales y Gámeza. Aproximadamente en el kilómetro 10 se toma el desvío a mano derecha; punto donde comienza el ascenso y la medición altimétrica. La carretera está completamente pavimentada y en buenas condiciones, tiene una amplitud para dos carriles y presenta un tráfico vehicular moderado. El paisaje que vamos a  observar se compone de verdes montañas con eucaliptus, sauces llorones y cultivos típicos de páramo.

27 junio 2014

Las Grandes Vueltas, historia viva del ciclismo

Ottavio Bottecchia coronando el Tourmalet en el Tour 1924
Salvo honrosas excepciones, la mayoría de los medios de comunicación están más interesados en las noticias que venden ejemplares y aumentan los ratings que a la verdad y la causa real de los hechos en sí misma. Esto no es nada nuevo. Ya a comienzos del siglo pasado en Francia, décadas antes de que Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst (el famoso “Ciudadano Kane” de Orson Welles), creadores del periodismo sensacionalista, cayeran en cuenta de esta “gran verdad”, Geo Lefevre, un redactor del periódico L’Auto (actualmente L’Equipe), ideó y le propuso a su director, Henry Desgranges, la celebración de una carrera ciclista que uniera las principales ciudades francesas; con la única intención de generar noticias y expectación que consiguieran aumentar las ventas de su periódico y superar al diario rival Le Velo. A aquella carrera se la llamó Tour de Francia, se disputó por primera vez el año 1903 y fue la primera prueba ciclista por etapas. Allí comenzó la historia de las Grandes Vueltas.

También llamadas vueltas de tres semanas, Grandes Vueltas es la denominación que reciben las tres pruebas por etapas más importantes del ciclismo en ruta. Mencionadas por orden de aparición son: el Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España. Todas incluyen en su trazado, en número variable, etapas llanas, de media y alta montaña y contrarrelojes individuales. Otra prueba frecuente es la contrarreloj por equipos.

26 junio 2014

Patiguapos, un tranquilo alto en Zipaquirá

Altimetría, texto y fotografías: Alexander Carreño

Los tonos verdes colorean el paisaje de Patiguapos
Se trata de un corto ascenso escondido en las verdes montañas de Zipaquirá, con varias rampas por encima del 10% que ponen a prueba las piernas de muchos cicloturistas “guapos”  de la región y que se localiza en la vereda San Jorge del municipio de Zipaquirá.

Comienza frente a una estación de servicio a la entrada del pueblo, donde inmersa en un frondoso bosque permanece una carretera angosta y muy tranquila por el escaso tránsito vehicular por la que vamos a recorrer 4 kilómetros y medio y ascender 238 metros. Tiene un súbito inicio con un aumento de desnivel de hasta el 8.1% por aproximadamente 200 metros. Hasta el kilometro 1.5 el terreno es ondulado y nos permite recobrar fuerzas tras superar algunas rampas al 10%. Luego nos preparamos para los últimos 3 kilómetros que son en ascenso constante; donde destacan 500 metros al 8.1% entre el kilometro 1.5 y 2. De igual manera entre el kilometro 3.5 y el 4 al 7.4%.

Al término del recorrido hay un caserío con iglesia, que hacen parte de la vereda San Jorge. Allí se encuentran a disposición tiendas, panaderías o asaderos según el apetito del deportista. De seguir adelante el pavimento desaparece aproximadamente en 300 metros, así que la opción más razonable si vamos en bici de ruta es devolvernos hasta Zipaquirá.

25 junio 2014

Los Barrancos, entre paisajes carboneros y ruta libertadora

Altimetría, texto y fotografías: Alexander Carreño

Con el abismo del cañon del Chicamocha a la izquierda
Este puerto se encuentra en el departamento de Boyacá, a 106 kilómetros de la capital Tunja. Inicia a la salida del municipio de Paz de Rio y toma la carretera principal que lo comunica con Socha. El estado de la vía se encuentra en buenas condiciones aunque con algunos escasos tramos que presentan algún deterioro por el invierno. La vía tiene una amplitud para dos carriles, el tráfico vehicular es moderado y transitan mayormente camiones y volquetas que llevan carbón de las minas. En esta región se encuentra una de las más importantes zonas carboníferas de Boyacá, que destina la mayor parte de este carbón a la principal Acería de Colombia en Belencito (Acerías Paz de Rio). El paisaje incluye una geografía de montañas rocosas y terrenos áridos de la Cordillera Oriental que anteceden al cañón del Chicamocha. 

El desnivel total es de 590 metros que se alcanzan en 11.5 kilómetros de longitud y muestran mucha irregularidad en la inclinación que en promedio es del 5.1%. Los dos primeros van entre el 6.3% y el 6.9%. Luego en los siguientes 4 kilómetros disminuye entre el 2.2% y 5.2%, que incluye 1 kilometro plano. Luego vienen los kilómetros 7 y 8 que no superan el 4.1%.

17 junio 2014

Nace un monstruo

*Ampliación del artículo de opinión del columnista Gustavo Duncan publicado en el diario El País de Cali el sábado 6 de junio de 2014.

Dos grandes colombianos en lo más alto de la Corsa Rosa
Lo logrado en el recién finalizado Giro de Italia ha sido de lejos la exhibición más importante del ciclismo colombiano en toda su historia. Se arrasó en la segunda gran vuelta por etapas más importante y prestigiosa del ciclismo internacional. Primero y segundo de la general final con Quintana y Urán, cuatro etapas, la montaña de Arredondo y la clasificación de los jóvenes están en una escala superior al triunfo de Lucho Herrera en la Vuelta a España de 1987. Después de esto pareciera que sólo queda ganar el Tour de Francia.

Sin embargo hay algo más en el horizonte. Colombia está ante el nacimiento de un monstruo, de una leyenda de las grandes vueltas por etapas. Es el nacimiento, además, de un monstruo diferente. Anquetil, Merckx, Hinault e Induráin, los grandes vueltómanos de la historia, machacaban a sus rivales en las fracciones cronometradas llanas y luego resistían con los mejores en las subidas. Nairo Quintana, por el contrario, tiene una sola fortaleza: la alta montaña.

Probablemente será el primer dominador de grandes vueltas que solo sea escalador. Ya antes Pantani, Delgado y Gaul, escaladores puros, ganaron grandes vueltas, incluido el Tour. Pero Nairo no solo apunta a ganar dos o tres vueltas sino a tiranizar el ciclismo en los próximos años. Como bien dijo Eusebio Unzue, su director deportivo: “es un ciclista que va a marcar época”. Y lo hará en las vueltas de tres semanas.

16 junio 2014

El presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo

*Artículo de opinión del columnista Gustavo Duncan publicado en el diario El País de Cali el sábado 9 de mayo de 2014.

Podiums Tour del Avenir: 2010 con Quintana y Pantano / 2011 con Chaves
En el sector público muchas veces se pierde más por incompetencia que por corrupción. Ramiro Valencia Cossio, actual presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo (FCC), es un perfecto ejemplo de cómo la incapacidad de gestión puede ser más costosa que el afán de lucro.

Desde el año 2009 el equipo Colombia es Pasión (actualmente 4-72) venía representando a Colombia en el Tour del Avenir. Los resultados difícilmente pudieron ser mejores. Se ganó en 2010 y 2011 y se hizo segundo y séptimo en los años siguientes. Más aún, de este equipo y su participación en la principal carrera del mundo para ciclistas menores de 23 años han surgidos figuras del pedalismo mundial como Nairo Quintana.

Pues bien, en días pasados el presidente de la FCC decidió que era injusto que la representación nacional se delegara en un equipo. Una selección nacional debía, por el contrario, ser el resultado de una convocatoria en condiciones de igualdad de todos los corredores sub-23 del país para elegir a quienes nos iban a representar. Por lo que a partir de este año el equipo 4-72 dejó de representar a Colombia en el Tour del Avenir por decisión de la FCC.