08 junio 2009

Páramo del Verjón, la carretera a Choachí

El cerro de Monserrate se alza ante nosotros
Afrontamos esta vez la otra vertiente del Páramo del Verjón; la que sale desde el mismo centro de Bogotá, mucho mas suave y llevadera que la que sube desde Choachí. Cuando la subimos para realizar la medición la carretera se encontraba en regular estado, pero la pavimentaron por completo hace poco y ahora es una “alfombra” por donde da gusto avanzar.
El día es gris. Comenzamos la ascensión en la Av. 26 con cra. 10ª,  bajo unas nubes que amenazan traernos lluvia desde los Llanos Orientales. Este primer tramo es muy irregular, con rampas, descansos y hasta un tramo en descenso antes de tomar el desvío a Choachí y Fómeque a mano izquierda. Los siguientes 5 kilómetros son los más regulares de toda la ascensión, yendo la pendiente de menos a más, pero siempre entre el 5 y el 7.5% con alguna rampa corta suelta. El pedalear se hace agradable en este tramo boscoso. El silencio del lugar contrasta con el ruido de la gran urbe que estamos dejando allá abajo. Sobre la cota 3100 llegamos a un primer alto que nos permite comer y beber algo mientras observamos la continuación del ascenso, una línea diagonal escondida en la ladera de la montaña que tenemos enfrente.
Tras un kilómetro llano dejamos a nuestra izquierda el cruce al Santuario de Guadalupe para afrontar a continuación el tramo mas duro de este puerto. Son algo más de 2 kilómetros entre el 7 y 8%, que nos llevan hasta otro alto. Se podría decir que este alto es el final de la ascensión propiamente dicha a este puerto. Pero aún nos quedan 5.5 kilómetros de toboganes para alcanzar el punto mas alto de la carretera del Verjón. Deberían ser fáciles, pero la fina llovizna que nos ha refrescado hasta hace poco se ha convertido en lluvia acompañada de viento, lo que hace que nos enfriemos en los descensos y nos cueste coger ritmo en los suaves tramos de ascenso al 5-6% que tenemos que superar. Estamos en el páramo, a 3300 msnm, y las ganas de meternos en el estadero de la cima a tomar alguna bebida caliente nos animan a soportar el tremendo aguacero. Coronamos el alto bajo una espesa niebla y descendemos de una hasta el estadero, unos 200 metros mas adelante.
Ahora solo nos queda sentarnos a recoger el premio: el cuenco humeante de caldo de costilla calentando nuestras entumecidas manos. Sorbo a sorbo, con la mirada perdida, entre sonrisas de satisfacción por la ascensión realizada, comentamos que habrá que regresar un día soleado para poder disfrutar mejor de las preciosas vistas de este entretenido puerto.
La altimetria del Páramo del Verjón por su vertiente bogotana. Un 2ª Categoría largo que sube hasta los nada despreciables 3367 metros de altitud.
Nada más comenzar, con Bogotá al fondo
En los primeros kilómetros, antes de entrar al bosque
El bosque andino nos envuelve
Pasado ya mitad de ascenso
La fina lluvia es compañera habitual...
... de nuestros recorridos por el páramo
Coronamos entre la niebla

3 comentarios:

  1. Anónimo16/1/14 9:48

    Es una buena subida para hacer practica y entrenamiento en escaladas, por momentos duro por la altitud que se va ganando pero vale la pena este puerto, se dice mucho de la seguridad y ese tipo de cosas que pueden demeritar subirlo, pero en términos generales es seguro como otros puertos del país. Recomendable que se llegue a este, por toda la Av. Circunvalar precisamente donde se encuentra el desvío a Patios hasta la entrada de la subida de Monserrate así uno se lleva una idea de las rampas que encontrara ya en la subida misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3/3/14 21:19

      Cual es la ruta desde Bogotá? Gracias!!

      Eliminar
    2. Anónimo9/3/14 18:32

      Asi como la describe el amigo del comentario por la av. circunvalar o sino por pleno centro subiendo por la calle que conduce a la universidad de los andes despues de las aguas (estacion de trasmilenio), por ambos caminos se llega a la entrada principal del santuario de monserrate.

      Eliminar