05 noviembre 2013

Alto del Salvador, de procesión a Jericó

El Salvador es uno de los altos más bonitos de Colombia
Durante más de dos décadas la llegada a Jericó fue una de las cimas olvidadas del ciclismo colombiano. Luego que se utilizara para dar origen al Clásico RCN los organizadores poco volvieron acordarse de esta bellísima subida. La razón no debió haber sido en todo caso por falta de dureza. Más bien todo lo contrario, por excesiva dureza. Sobre todo si se trata de carreteras en mal estado. Hoy en día el estado del asfalto, salvo algunos tramos que no ofrecen mayor inconveniente, no es el problema. El verdadero problema son los tramos de dos dígitos de inclinación de la parte final del puerto.

La subida comienza a un par de kilómetros de Puente Iglesias, justo al lado del rio Cauca, en un desvío a la derecha si se va de norte a sur. El primer tramo es ya exigente con una rampa del 11%. Más adelante vienen secciones continuas donde la pendiente ronda constantemente el 8% y una rampa suelta al 13% rompe el ritmo de subida. Algunos descansos y la abundante sombra arbórea evitan que la humedad y el calor que agobia a esa altura en el trópico hagan más daño en nuestra voluntad de sufrir. Y es que la subida al alto del Salvador, por lo larga, por el clima tórrido en su parte inicial y por la sorpresa de pendiente que nos espera al final, es una verdadera procesión al cielo.

Sabíamos que la subida tenía entre 22 y 23 kilómetros y más de 1400 metros de desnivel. Por eso a partir del kilómetro 8.5 cuando la pendiente baja alrededor del 6 y 7% y algunos descansos reducen la ganancia de altura, nos preguntábamos en qué momento se iba a empinar la cuesta para recuperar el desnivel previsto. Solo la belleza del paisaje nos distrae de esta preocupación. De frente siempre vemos una muralla montañosa que no sabemos por donde debemos superarla. Al lado izquierdo se ve todo el valle alrededor del rio Cauca y los enormes cerros de la cordillera central. Es una tarima privilegiada hasta cuando de súbito en el kilómetro 16, ya bajo las paredes de la montaña, una serie de curvas de herradura entrelazadas nos arrojan a unas rampas que progresivamente nos obligan a subir piñones hasta hacer uso del último. Estamos ahora en territorio de dos dígitos permanentemente. Y la pendiente nos obliga a concentrarnos en la carretera y olvidarnos del paisaje.

Ocho curvas de herradura después la procesión termina. La sacudida de tanta inclinación da lugar a un tramo más relajado del 6 y 7%, típico de las subidas colombianas. Un kilómetro y medio más y estamos entrando a Jericó, típico pueblo antioqueno, con sus calles empedradas, numerosas iglesias y gente jugando billar en algún bar de la plaza. La fama de Jericó no es solo por la Madre Laura Montoya, la primera santa colombiana, sino por unos dulces de cardamomo que nos llevamos de recuerdo a nuestras casas.

La altimetría del alto del Salvador, más conocida como la subida a Jericó. Sin duda es uno de los puertos mas escénicos y bonitos de Colombia. Todo un alto de Categoría Especial, con más de 22 kilómetros, 3 de ellos durisimos a casi el 10% en la parte final, 1450 metros de desnivel y un coeficiente de dificultad APM superior a los 300 puntos. Aunque El Salvador es ligeramente más suave, se puede comparar con el col de La Croix de Fer de los Alpes franceses por su vertiente del col du Glandon.

Mapa de situación de El Salvador-Jericó
Nada más comenzar nos recibe una rampa al 11%
Estamos a 39 ºC...
...bajo el sol del trópico
La vista es siempre amplia y espectacular
Debemos superar las montañas de enfrente
El bosque se cierra en la segunda mitad de ascenso
Más arriba el paisaje se va abriendo ante nuestros ojos
El río Cauca y las montañas antioqueñas
El planito tras superar la zona más dura
En los kilómetros finales

1 comentario:

  1. Hola amigos...excelente descripción de una subida absolutamente fascinante y que se siente interminable en algunos tramos....adicional hay que sumarle el intenso calor y humedad de la zona, el cual drena completamente tus reservas si no tienes suficiente liquido para hidratarte. Es definitivamente una trepada recomendable sin embargo debes estar en muy buenas condiciones para lograr la meta. Gracias a los autores de este blog por sus detallados y amenos artículos.

    ResponderEliminar