14 noviembre 2013

La Catedral, la cárcel que se hizo construir Pablo Escobar

La carretera de La Catedral se adentra en el bosque
Saliendo desde las calles de Envigado hacia el sur existe una carretera pavimentada que asciende entre duras rampas escondidas en el tupido bosque de las montañas hasta el sitio conocido como La Catedral. Esta cima es muy conocida porque aquí se desarrolló un episodio importante de la historia reciente de Colombia. Allá arriba descansan las ruinas de lo que fue la cárcel privada del legendario narcotraficante Pablo Escobar, construida por expreso deseo de él mismo sobre un privilegiado mirador del Valle de Aburrá.
La subida a La Catedral la podemos dividir en dos partes muy diferentes: una primera de 5.2 kilómetros y la segunda de algo más de 6 kilómetros. Nuestro ascenso comienza en plenas calles de Envigado, muy cerca de donde empieza la Loma del Escobero. Pero nosotros tomamos una carretera hacia el sur, al borde de un riachuelo rodeado de guaduas y entre urbanizaciones. Si no se conoce la carretera correcta es fácil perderse. Si esto ocurre toca preguntar para que nos den las indicaciones correctas. En Envigado todos conocen esta carretera y su historia.

El comienzo es muy suave y podemos conversar sobre la dureza de lo que nos espera más arriba mientras vamos acondicionando el cuerpo. Siempre vamos ascendiendo entre el 3 y el 5%. Como el calor es alto es conveniente ir hidratándonos sin esperar a que rompamos a sudar. Al final del tercer kilometro debemos cruzar el rio por un puente a mano izquierda y seguido doblar hacia la derecha, para encontrarnos con una primera rampa doble al 14 y 15%. Como son rampas cortas nos vienen fenomenal para ir calentando las piernas. La carretera va ahora aumentando la pendiente casi de forma imperceptible, pero nunca pedaleamos por encima del 7%. Para alcanzar un primer alto debemos superar una corta rampa del 11% hasta llegar a un round-point y tomar la carretera a la derecha. Descendemos con precauciones por un barrio con una vía estrecha durante unos 600 metros. Al llegar a un cruce con una tienda a la izquierda, la bordeamos y comenzamos la segunda y definitiva parte de La Catedral.
Ahora no hay tregua. Tras 800 metros al 9% la vaina se pone seria. La estrecha carretera comienza a apuntar al cielo y nos vemos obligados a usar las últimas coronas del piñón. Varias rampas al 15-16% nos dejan en un puentecillo en curva a izquierda. A continuación otra curva de herradura a derecha... ¡y comienza la fiesta! Frente a nosotros se nos aparece la rampa más dura de La Catedral. Es un tramo de asfalto inmisericorde de unos 200 metros divididos en dos partes: la primera viene al 21% y tras la curva de herradura a izquierda continúa al 19%. Por si esto fuera poco, tras este rampón que nos deja sin aliento comienza el kilómetro más duro de La Catedral, con rampas constantes, un par de ellas al 18%. En una de las herraduras se abre el bosque y podemos admirar a nuestra izquierda la hermosa vista de las montañas antes de pararnos sobre los pedales para superar la pendiente de la curva. Tras este brutal kilometro al 13% de media el siguiente nos ofrece un relativo descanso al 8.5%. Bebemos abundante liquido mientras comentamos entre la entrecortada respiración lo que acabamos de superar y lo que nos queda aún. Por suerte subimos siempre dentro del bosque, rodeados de una frondosa vegetación que nos ofrece buenas sombras que ayudan a mitigar el calor del sol y del esfuerzo del ascenso.
La carretera recién completada de pavimentar es excelente en todo momento. Una rampa al 17% nos da entrada a los dos kilómetros finales a casi el 11% de media. En el segundo de ellos nos espera una terrible recta de 900 metros al 12-13% y picos de hasta el 16% que se nos hace interminable. Tras superar este durísimo tramo llegamos a un planito con algo de descenso suave y pareciera que no nos queda nada más por subir. Pero tras una curva de vaguada a izquierda nos damos cuenta que aún nos faltan unas sencillas rampas que se superan fácil para llegar por fin a lo que fue la cárcel de La Catedral. Sin recuperarnos aun del cansancio, pero satisfechos por superar este nuevo reto, comenzamos ya a soñar con otras cercanas y duras cumbres mientras observamos allá abajo la ciudad de Medellín. Ahora solo nos queda descender por la misma ruta de ascenso. Pero nosotros lo hacemos tranquilos; sin las tensiones de la fuga de esta cárcel del más famoso bandido social del Siglo XX.
La siguiente es la altimetría de La Catedral. Este bello y entretenido ascenso es un durísimo alto de Primera Categoría, rozando la categoría de Especial. Por esos 6 kilómetros finales al 10.5% de pendiente media que le dan verdadero realce y magnitud podemos compararlo en longitud y nivel de exigencia con los míticos Puy de Dome, Marmolada-Passo di Fedaia y Tres Cimas de Lavaredo, o la vertiente de Candín del puerto de Ancares. Tras el reciente y reluciente asfaltado de la carretera La Catedral está pidiendo a gritos un final de etapa en carreras ciclistas profesionales. Esperemos que este sueño se haga realidad más pronto que tarde. Mientras tanto los cicloturistas podemos disfrutar plenamente de esta joya escondida en el bosque; sin ninguna duda la ascensión más bella que podemos realizar sobre nuestras bicis en todo el Valle de Aburrá.
Mapa de situación de La Catedral
Cruzando el puentecillo a izquierda
Al fondo se viene la rampa al 21%
Tras el 21% y la curva de herradura seguimos al 19%
El bosque nos da siempre buena sombra
La curva con vista de Envigado al fondo
Otra curva de herradura
La anterior curva vista desde más arriba
Al comienzo de la recta de 900 metros al 12-13%
El descanso tras la rampa final. Ya falta poco para coronar

10 comentarios:

  1. Muchas gracias por la publicación, estuve recorriendo el lugar en moto y es espectacular, pronto lo haré en la bicicleta.

    ResponderEliminar
  2. QUE RELACIÓN MÁXIMA SE DEBE UTILIZAR

    ResponderEliminar
  3. Es una subida muy buena, a mi criterio el ascenso real son los últimos 6.5 Km, los paisajes son hermosos, una carretera muy buena y tranquila, muy buena la crónica publicada.

    ResponderEliminar
  4. ES MI SUEÑO AUN NO REALIZADO, GRACIAS POR LA CRÓNICA, ESTA PAGINA ES ÚNICA

    ResponderEliminar
  5. Subir en semana de noche..le pone mas adrenalina a esta prueba..la mejor!!!

    ResponderEliminar
  6. uff que cronica, que forma de describir.

    ResponderEliminar
  7. Un Puerto buenisimo para subir, desde mi punto de vista el puerto realmente empieza a partir del kilometro 5, desde la caseta roja donde se gira, desde aqui los tres kilometro siguientes son los mas duros de la ascencion, la vista es espectacular, siempre que he subido he podido disfrutas de los barranqueros que se posan a los lados del camino, es un puerto muy frecuentado en semana y fines de semana, es un muy buen lugar de entrenamiento.

    ResponderEliminar
  8. Hoy la subí otra vez, es una nota!!!

    ResponderEliminar
  9. Excelente comentarios y enseñanzas muchas gracias.

    ResponderEliminar
  10. Acabo de hacerla,que cosa tan brava pero espectacular.ojo que de la catedral hacia arriba sigue via destapada que nos saca a la miel en caldas!!!!!

    ResponderEliminar