14 enero 2015

Circuitos “mundialistas” en Colombia

Rubiano proclamandose Campeón Nacional 2014 en Cartagena
Ante la proximidad de la disputa en Rionegro, Antioquia, de los campeonatos nacionales de ciclismo en ruta para profesionales, presentamos unas propuestas de posibles circuitos “mundialistas” repartidos por la geografía colombiana. No es tarea sencilla encontrar circuitos que cumplan con los requisitos adecuados para poder disputar este tipo de pruebas de características especiales.

A ser posible, estos circuitos deben plantearse a las afueras de las grandes ciudades; para que sean viables y para no molestar a la mayoría de la gente a la que no le gusta el ciclismo. Pero tampoco deben situarse demasiado alejados de los grandes centros urbanos, para que los aficionados a los que sí nos gusta el ciclismo podamos acercarnos con cierta facilidad. La mejor opción son los circuitos por carreteras secundarias, para evitar generar caos vehicular. Deberían tener entre 15 y 30 kilómetros, para que el público se sienta atraído al ver pasar varias veces a sus ídolos. Y por último deben ser circuitos que tengan alguna dificultad orográfica que les suponga un esfuerzo extra a los ciclistas; ya sea en forma de repechos, cotas o altos cortos.

A la hora de diseñar posibles circuitos no se debería pensar en beneficiar a nadie en concreto (el dañino pensamiento de: “sería bueno que ganara el que más conviene”), ni por publicidad ni por cualquier otra razón. No debería importar que no ganaran ni Nairo ni Urán ni “bananito” ni ningún colombiano World Tour. Lo importante según nuestro punto de vista es que haya terreno para que los ciclistas puedan ofrecer ciclismo de calidad, de distintas alternativas, de ataque y defensa. Y que el ganador final lo luche y se merezca la victoria.

Gilbert, Campeón del Mundo 2012 en la cúspide de su carrera
En unos Campeonatos del Mundo, el que se gane el derecho a portar por un año entero la camiseta arco-iris debería ser siempre uno de los mejores del mundo del momento. Campeón del Mundo solo debería ser uno de los Elegidos, uno de los que esté instalado en la cúspide, en la “oligarquía ciclista mundial”. Nada de dar oportunidades a segundones. Que ganen los mejores físicamente, o los mejores tácticamente, o los más inteligentes y con visión de carrera. El resto se limitarían a intentar tener una actuación destacada, hacer un buen puesto o tratar de sorprender siendo valientes.

Por este motivo pensamos que los circuitos mundialistas deberían ser siempre duros o muy duros. Para que el que salga vencedor sea siempre uno de los mejores ciclistas del momento. Lo ideal sería encontrar circuitos que den opciones a que se enfrenten corredores de distintas características, desde escaladores de grandes vueltas, a clasicómanos de potencia y fondo físico, y hasta embaladores completos y valientes que se trabajen su victoria más allá de los últimos 500 metros.

Corredores como Johan Museeuw, Tom Boonen, Oscar Freire o el mismísimo Sean Kelly eran en sus comienzos sprinters puros. Pero no eran de esos embaladores que se escudan en sus equipos para que no les dé nunca el viento en la cara y que no hacen ningún esfuerzo extra para ganar; más que colocarse en los últimos kilómetros tras su treno y embalar en los metros finales para levantar los brazos en meta. Estos citados campeones supieron adaptarse, exigirse, ambicionar ser mejores ciclistas, aprender a leer las carreras... Y se convirtieron en grandes sprinters y a la vez en grandísimos ciclistas que se trabajaban sus victorias. Si tenían que salir en primera persona para cortar un ataque de sus rivales... salían. Si tenían que atacar para seleccionar las carreras... lo hacían. Si tenían que especular y jugar con sangre fría con sus rivales... lo hacían. Hoy día vemos esto en el alemán John Degenkolb, un ciclista que nos encanta por su actitud de querer mejorar y no conformarse en ser solo un gran embalador.

Pantani, Oliverio Rincón e Induráin sufriendo en El Cogollo
¿Qué es en nuestra opinión un “buen” circuito donde disputar campeonatos nacionales y/o mundialistas? El ejemplo adecuado en Colombia lo tenemos en el Mundial de Duitama 1995. Con seguridad el circuito más exigente de la historia. Con sus 17.5 kilómetros de longitud y el alto del Cogollo de 4.2 kilómetros, con sus tramos duros, muy duros y de recuperación a lo largo del ascenso. Otros buenos ejemplos de circuitos de Mundiales con dureza aceptable serian los de Sallanches 1980, Alternheim 1983, Barcelona 1984, Chambery 1989, Stuttgart 1991, Agrigento 1994, Lugano 1996, Hamilton 2003, Mendrisio 2009 y Florencia 2013.

Hoy día la UCI reconoce sin pudor que no aprueba los circuitos mundialistas duros porque no quieren que las carreras se decidan antes de la última vuelta. Para no perder espectadores de los países participantes. Lo vimos el año pasado en Ponferrada, lo veremos este año en Richmond y el 2016 en Qatar. Es un ejemplo más de la mediocridad a la que está avocado el ciclismo moderno. Lo que realmente importa son las audiencias; no la calidad ciclista del espectáculo ofrecido.

Circuitos exigentes para los campeonatos de ciclismo en ruta... siempre. Para que el ganador pueda ser considerado como un Campeón. Y donde decimos circuitos mundialistas también decimos circuitos de campeonatos nacionales. El Campeón Nacional debería ser uno de los mejores de su país; no uno que pasaba por allí y le tocó el baloto.

Vayamos con la presentación de nuestras propuestas de circuitos:

Santa Marta
Un circuito sencillo que comienza en la avenida de la bahía de Santa Marta, da una vuelta corta atravesando la ciudad hacia el sur para dirigirse después a El Rodadero, después se viene el corto y fácil ascenso al alto de Ziruma (1.5 kilómetros al 5.6%) y posterior descenso hasta el paso por meta de la avenida de la bahía. Para añadir exigencia a un circuito tan suave sería necesario alargar el kilometraje de la prueba.
Campeonato Nacional: 11 vueltas = 203 kilómetros.
Campeonato Mundial: 15 vueltas = 276.5 kilómetros.

Girón
Un recorrido por los alrededores de la capital santandereana. El circuito comienza en las coloniales calles de Girón, pueblo patrimonio de Colombia. Se sale hacia el norte para subir a Bucaramanga por una carretera secundaria que llega hasta el barrio Campohermoso (2 kilómetros al 8% y alguna rampa al 10%). Se cruza la ciudad dirección sur hasta Floridablanca y desde ese punto se baja directo a Girón por otra carretera secundaria. Lo más complicado sería conseguir los permisos y la aprobación popular para cortar el tráfico en la travesía de Bucaramanga hasta Floridablanca.
Campeonato Nacional: 8 vueltas = 200 kilómetros.
Campeonato Mundial: 11 vueltas = 275 kilómetros.

Tunja
El mejor circuito que se nos ocurre para el “próximo” Mundial de Tunja, candidatura que están promoviendo ante la UCI estos últimos años la FCC y la Gobernación de Boyacá. Duro por la altitud, sobre los 2900 metros durante varios kilómetros. Desde la Plaza Bolívar de Tunja se sale hacia la carretera Tunja-Arcabuco, pero en un cruce a la izquierda en una curva se desvía para comenzar la subida hacia Motavita, corta pero con tramos muy duros y rampas de hasta el 20%. Desde las calles de Motavita se toma la ruta en suave ascenso hacia la carretera del alto de Sote y en el cruce se desciende de nuevo hacia Tunja por una tendida vía. Antes de llegar de nuevo al cruce de Motavita se desvía a mano izquierda para dirigirse hacia la línea de meta en el exigente repecho de la Plaza Bolívar.
Campeonato Nacional: 12 vueltas = 194.5 kilómetros.
Campeonato Mundial: 16 vueltas = 259 kilómetros.

Zipaquirá
Circuito duro a 2600 metros de altitud y por carreteras secundarias al norte de Bogotá. Comienza en las calles del centro de Zipaquirá con la subida al muro de El Tobogán (1 kilómetro al 13.5% y picos de hasta el 20%) y descenso de nuevo a Zipaquirá por la carretera del alto del Zipa. Se dirige hacia el norte para entrar a Cogua y acometer de una el ascenso al alto de La Cruz por su lado suave (2 kilómetros al 5%). Tras el rápido descenso de este segundo alto se sale a las rectas de la carretera Ubaté-Cajicá para entrar de nuevo a Zipaquirá. Alejamos premeditadamente de meta los dos ascensos para obligar a endurecer la carrera de lejos si se quiere descartar a los pasistas. Y para que los pasistas vean que tienen oportunidades de enlazar con cabeza de carrera si se esfuerzan en los altos y en el plano posterior.
Campeonato Nacional: 7 vueltas = 192 kilómetros.
Campeonato Mundial: 9 vueltas = 247 kilómetros.

El Retiro
Es el recorrido que más nos convence de entre todos los posibles que encontramos. Circuito por angostas carreteras secundarias del oriente antioqueño; que no molestaría en exceso al tráfico de la zona. Muy cercano y accesible desde Medellín, de dureza media y abierto a diferentes alternativas en carrera. Desde el casco urbano del municipio de El Retiro se sale hacia Don Diego para tomar el cruce a mano derecha y subir el corto alto de Tequendamita (2 kilómetros al 6.6%; se subirá en los próximos campeonatos nacionales de ruta y CRI). A continuación 6 kilómetros de falsos planos llevan hasta el alto de La Ceja para descender en 3 kilómetros hasta las calles de este municipio. A la salida de La Ceja se sube un alto de 3 kilómetros al 6.1% y se baja dirección a la meta en El Retiro, entre falsos planos en descenso con varios repechos fáciles intercalados.
Campeonato Nacional: 6 vueltas = 198 kilómetros.
Campeonato Mundial: 8 vueltas = 264 kilómetros.

Manizales
Un duro circuito urbano en la denominada “ciudad de las puertas abiertas”, un lugar de gran tradición ciclista. La mayor dificultad consistiría en los problemas de circulación que podrían producirse en la capital caldense por los inevitables cortes de tráfico. Por ello proponemos este corto recorrido que “solo” molestaría en la parte oriental de la ciudad. Saliendo desde la Torre del Cable se toma la avenida Santander para bajar hacia La Nubia. En el round-point se toma la circunvalar en dirección Chinchiná. Poco antes del cruce a Villamaría se sale de la variante a la altura del barrio Aranjuez para afrontar la subida hasta el estadio Palogrande y el paso por la línea de meta en la Torre del Cable (3.5 kilómetros al 7.1% de pendiente media y rampas máximas del 10-12%).
Campeonato Nacional: 14 vueltas = 188 kilómetros.
Campeonato Mundial: 19 vueltas = 255 kilómetros.

1 comentario:

  1. Cali - tulua - rozo - cali. Ruta en perfecto estado.

    ResponderEliminar