28 junio 2013

Alto de La China, más duro que la Loma del Escobero

(*) Fotografías cortesía de Frederic Rafols: Pujant colls en bicicleta

(*) Se aprecia bien la exigente pendiente del ascenso a La China
Medellín es la ciudad de los puertos. La razón de esta afirmación es que la capital antioqueña y toda su área metropolitana está ubicada sobre el angosto valle de Aburrá, entre dos escarpadas cordilleras. Para salir del valle hacia el este o hacia el oeste necesariamente debemos subir por carreteras de más de mil metros de desnivel. Y como se trata de la segunda ciudad del país muchas carreteras llegan y salen de sus avenidas. Por eso los nombres de Las Palmas, La Virgen y Santa Elena son famosos entre los cicloturistas locales, quienes llenan sus carreteras los fines de semana. Pero existen otros puertos que son menos utilizados por la brutalidad de sus rampas. Tan duros son que los ciclistas los usan más para descender de vuelta a la ciudad que para subirlos.
La subida a la vereda La China era desconocida para mí hasta hace poco más de un año. Investigando un día con el google maps pude ver el inconfundible gris del asfalto en una carretera que serpenteaba al norte de Medellín. Los primeros datos aproximados que pude sacar sobre distancia y desnivel arrojaban unos números terroríficos: 11 kilómetros a casi el 10% de porcentaje medio. Tocaba ponerse el “buzo de trabajo ciclista” y proceder a la investigación en campo para corroborar el descubrimiento.
El inicio del puerto es confuso, entre las calles de la localidad de Bello. Me perdí en una ocasión y tuve que volver a empezar para no dañar la medición. Además del tráfico, la gente caminando en la calle y el ruido hacen que uno lo piense dos veces. Pero un kilómetro y medio después, cuando la ciudad se acaba y todo se vuelve silencioso, entre el verde de las montañas colombianas, cualquier temor se disipa. La emoción del descubrimiento fue tanta que me hizo olvidar el dolor de piernas de los siguientes 6 kilómetros de un ascenso sostenido a casi el 11% en el tramo central del alto. Esta es sin lugar a dudas la ascensión más escénica que podemos afrontar en nuestras bicicletas de carretera en el valle de Aburrá, siempre con el precipicio a la izquierda, y la vista de Medellín al fondo, sobre el barranco.
La primera herradura del puerto nos lleva a una “zona de descanso” al 8% durante poco más de medio kilómetro. Justo en ese punto me di cuenta que no importaba lo que viniera en adelante porque ya la altimetría iba a quedar espectacular. Pero aún quedaba más. Al tomar la segunda herradura hacia la izquierda me recibió una pared del 18% que inauguraba un kilómetro entero al 12.5% de pendiente promedio. La última herradura de La China, saliendo de una rampa del 17%, nos ofrece una hermosa vista desde el norte de toda la ciudad, mil metros más abajo. Luego de tanto sufrimiento viene un corto descenso; y para el final del puerto un remate suave entre pinos y vacas lecheras que pastan a 2500 metros de altura.
La China es todo un puertazo de Categoría Especial que solo necesita ser estrenado en alguna de las competencias ciclísticas profesionales más importantes de nuestro país, como son el Clásico RCN o la Vuelta a Colombia, para convertirse en un alto mítico. Los números del puerto son contundentes: 12 kilómetros al 9.17% de media, rampas máximas de hasta el 18% y un coeficiente de dificultad de 361 puntos APM. Por lo constante de sus rampas y el tramo central de 6 kilómetros a casi el 11% de media, la ascensión a La China solo podemos calificarla de durísima; más incluso que la Loma del Escobero. Se puede comparar con el legendario Passo di Foppa italiano, más conocido en el mundo ciclista como Mortirolo, o con el Puerto de Ancares por la vertiente de Pando Zarco, inexplicablemente aún inédito en carreras profesionales españolas.
(*) Al comienzo el lote rueda compacto... por poco tiempo
El desnivel que se supera en poca distancia es notable
Una recta con el barranco al costado
Las verdes montañas del norte del valle de Aburrá
(*) Nuria en pleno esfuerzo de subida a La China
Curva de herradura con Bello y Medellín debajo
(*) Frederic superando otra dura curva de herradura
(*) Retorciendose por encima del 14%
El valle de Aburrá se aprecia al fondo
(*) En la parte final se siente la fatiga
La vía es estrecha y el pavimento excelente
(*) En la cima de La China con nuestros amigos catalanes

7 comentarios:

  1. Podrías publicar las coordenadas???

    ResponderEliminar
  2. las coordenadas son estas
    6°21'53.38"N
    75°34'26.20"O

    ResponderEliminar
  3. Llevo poco montando bici, pero poco a poco me preparo y este es uno de los objetivos.
    La he subido en carro y he visto lo brava que es.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/8/16 11:55

    Yo la subi el mismo dia que hicieron la crono-escalada de la clásica Marco Fidel Suarez, uno la sube mas apretado que pa que y después Mauricio Ortega diciendo que es una de las etapas favoritas del el, muy tesos los Profesionales.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo30/8/16 9:31

    Yo La subo frecuentemente, es Durissima, mas que el escobero, es muy constante porque prácticamente no hay densansos, la carretera muy buena, poco trafico pero de tener cuidado por las curvas tan cerradas, vistas del valle de aburra geniales,a mi modo de ver es uno de esos puertos que te vacían el tanque es una buena prueba de esfuerzo y resistencia.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8/9/16 9:46

    La subida a la china, una subida Durissima, agónica pero muy bonita, vistas del valle de aburra excelentes, es un puerto de montaña muy bueno para entrenar, ideal si lo que se busca es mejorar la potencia, yo la subo continua por periodos de un mes, luego alterno con otro puerto mas tendido y luego lo retomo, así he logrado conseguir mejora en cuanto a potencia y resisitencia, ojala la tuvieran en cuenta para una vuelta a colombia o un clásico RCN, por ahora solo se sube en la clásica Marco Fidel Suarez que organiza el municipio de Bello.

    ResponderEliminar
  7. Una subida durissima, agonica, hay que saber hacerla, es para hacerla con calma, sin dejarque las pulsaciones se excedan, es una subida sin descanso muy constante, mas dura que la loma del escobero, es una via muy tranquila muy poco transitada, pavimento en muy buenas condiciones, todoun puertazo.

    ResponderEliminar