20 diciembre 2013

Alto de Palermo, al calor de las termales de Paipa

Texto, fotografías y datos altimétricos: Alexander Carreño

Hermosa vista de Paipa y la laguna de Sochagota
El alto de Palermo, considerado de Primera Categoría, fue recientemente pavimentado para que varias competencias tuvieran su final allí, incluidas la Vuelta a Boyacá del año pasado donde ganó Oscar Sevilla y en 2013 el Tour Femenino y la Vuelta al Porvenir.

El ascenso inicia a las afueras de Paipa, localidad conocida por las almojábanas, el queso Paipa, el masato de arroz, las piscinas termales y el festival de bandas. La vía está en muy buen estado, es de doble calzada y el tráfico se limita a camiones pequeños que recogen leche, automóviles, algunas motos y alguna vaca suelta. En el recorrido no hay tiendas donde comprar; por lo que hay que aprovisionar en Paipa con alguna almojábana o panelita.

Con los primeros metros rápidamente se gana altura. El inicio nos recibe con una pendiente por encima del 9% que se mantiene  en el primer y segundo kilómetros y con rampas de hasta el 14%. El tercer kilómetro aumenta al 10%. Estos primeros kilómetros transcurren en una zona de eucaliptus con entretenidas herraduras; luego  de este duro tramo la pendiente disminuye y se mantiene alrededor del 7% por el resto del puerto. A medida que vamos avanzando el paisaje va cambiando y se abre para permitirnos ver lo que hemos subido y las montañas verdes típicas de la región.

Ya quedan pocos kilómetros y encontramos la única zona de descanso que nos viene bien para recuperarnos e intentar apretar el paso y hacer un remate típico hasta donde se acaba el pavimento. A partir de este punto la vía continúa sin pavimentar hasta el corregimiento de Palermo. La distancia del recorrido pavimentado es de 10.4 kilómetros. Se ascienden 704 metros, alcanzando una altura de 3219 metros sobre el nivel del mar.
La altimetría de Palermo, con sus dos partes bien diferenciadas. La primera de 3 kilómetros muy duros al 9.3% de pendiente media, y donde se concentran muchas rampas de hasta el 14%. Y la segunda con los restantes 7 kilómetros más llevaderos, siempre entre el 5-7% de pendiente.
Desde el mismo inicio...
...ganamos altura sin darnos cuenta
A partir del 2º km...
...las herraduras se suceden una tras otra...
...dentro de un bosque de eucaliptus
Otra curva de herradura en el km.4
En la segunda mitad el paisaje se abre ante nuestros ojos
Falta poco para coronar
Llegamos al punto donde finaliza el pavimento

1 comentario:

  1. Duro reto, lo voy a tener en cuenta para mi próximo viaje a Paipa, se me ocurre llevar la bici de montaña y bajar hasta el pueblo, vamos a ver si algún paisano se anima.....

    ResponderEliminar