17 febrero 2014

Embalse del Neusa, donde la tranquilidad se puede respirar

La subida al Neusa es para disfrutarla
La Reserva Natural del Neusa se localiza al norte de la sabana de Bogotá, en los municipios de Tausa y Cogua. Para llegar hasta la entrada de la Reserva debemos realizar una sencilla y bonita ascensión hasta el embalse del Neusa, de 900 hectáreas y rodeado por amplias playas verdes. Este paraíso natural tiene una extensión de 3.700 hectáreas. Conocido por el turismo que genera, es una fuente de abastecimiento para consumo humano en los acueductos de Cogua y Zipaquirá. Se ha convertido en un sitio de paseo dominical. Cuenta con zonas de camping, asadores, restaurantes, cabañas y hotel para alojamiento. Aquí se puede practicar pesca deportiva de especies como la trucha arco iris, el capitán de la sabana y la guapucha, deportes acuáticos, paseos en lancha, caminatas ecológicas y ciclomontañismo. Las plantaciones forestales de pino y eucalipto, el bosque andino y el páramo forman parte esencial de este ecosistema de singular belleza paisajística. Dentro del área del parque se desarrollan ambientes especiales para el hábitat de diferentes especies de animales silvestres.

Nosotros comenzamos la subida hacia el Neusa unos pocos kilómetros al norte de Zipaquirá, a las afueras de Cogua, pueblo famoso por sus morcillas, las más sabrosas de Colombia según afirman los paladares más exigentes de la gastronomía criolla.

Los primeros kilómetros son fáciles. Pedaleamos entre filas de arboles sin superar nunca el 6% de pendiente. Cuando llevamos 4 kilómetros y medio alcanzamos un primer alto. Tras un corto descenso de 2 kilómetros al 7% llegamos a un tramo plano y en un cruce de carreteras conocido como La Capilla tomamos a la izquierda. Ahora comenzamos la subida al Neusa propiamente dicha. Primero muy suave, en un falso plano en ligero ascenso durante 3 kilómetros. Superado este tramo comienza la parte decisiva del Neusa. Son 5 kilómetros constantes, siempre entre el 5 y el 7% de pendiente, para llegar hasta el alto. La subida se hace entretenida. La carretera serpentea por la ladera de la montaña, con varias curvas de herradura y amplia vista de los bosques y montes de la zona. Poco a poco, a buen ritmo y casi sin darnos cuenta alcanzamos el punto más alto de la carretera. Desde este punto solo nos queda continuar con un corto descenso y un plano para llegar hasta la represa del Neusa en menos de un kilometro.

La altimetría de la corta pero variada ascensión al embalse de la Reserva Natural del Neusa, con el repecho a la salida de Cogua incluido.

Vista hacia abajo durante el ascenso
El recorrido finaliza sobre la represa del Neusa

1 comentario:

  1. Jairo Bohorquez Hamon4/6/16 22:25

    Hay otra ruta paralela que conduce al Neusa. En lugar de tomar el descenso que lleva a la Capilla, se toma a la izquierda por la vía que conduce a San Cayetano, es una subida constante de aproximadamente el 7%, 12 km desde Cogua y se llega a una altura superior al embalse a 3.100 -3.200 msnm

    ResponderEliminar